Tipos de coronas dentales: Una guía informativa

Una corona dental es un tipo de cobertura que se utiliza para proteger los dientes dañados y también añade valor cosmético. Hay muchos tipos de coronas dentales disponibles en diferentes materiales y formas. Un dentista elegirá un tapón dental que se adapte a las necesidades específicas del paciente. Cada tipo de corona dental tiene sus propias ventajas y desventajas y es importante entender estos aspectos. Aunque en la mayoría de los casos, el dentista será quien recomiende una corona apropiada, también es importante que los pacientes tengan alguna información básica sobre los tapones dentales.

Echemos un breve vistazo a algunos de los tipos de coronas dentales:

  • Coronas dentales de oro: Este tipo de coronas están generalmente hechas de una mezcla de metales como el oro y el cobre. En algunos casos, también se pueden combinar otros metales. Las coronas dentales hechas de aleaciones de oro son una de las más duraderas y son muy poco propensas a cualquier tipo de rotura, agrietamiento o daño. Además, estos tipos de coronas dentales no dañan el diente subyacente y son compatibles con los tejidos de las encías en general. Sin embargo, en algunos casos, estos tipos de coronas metálicas pueden llegar a ser abrasivas para los otros dientes en las áreas circundantes de la boca.

¿Qué es una corona dental totalmente dorada?

Una corona dental totalmente dorada está hecha de más del 90% de oro. Es uno de los tipos más clásicos de fundas dentales.

A continuación se presentan algunos de los beneficios de las coronas dentales de oro:

  • Son muy duraderos, fuertes y de calidad superior
  • Duran mucho más tiempo
  • Son coronas totalmente metálicas
  • Más adecuado para los dientes que hacen mucho masticar y moler
  • Otras coronas dentales de metal: Hay otros tipos de coronas de aleación de metal base que también proporcionan un increíble soporte y durabilidad. Éstas suelen estar hechas de metales no nobles y tienen propiedades no corrosivas. A diferencia de las fundas dentales de oro, estos tipos de coronas harán menos daño a otros dientes. Esto significa que generalmente son menos corrosivas por naturaleza.
  • Metal precioso: Estas fundas dentales están hechas de aleaciones altamente nobles, que generalmente comprenden alrededor del 60% del material utilizado para hacer la corona. La combinación de metales utilizados puede incluir el gusto del platino, el paladio o incluso el oro en algunos casos.
  • Coronas dentales de porcelana fundida: Esta combinación a menudo funciona mejor porque sirve para dos propósitos: valor cómico y alta durabilidad. La porcelana le da a la tapa dental un atractivo muy natural, mientras que el metal proporciona la resistencia necesaria. El único inconveniente de este tipo de corona dental es que una buena cantidad de dientes deben ser desechados para que quepan en la corona en la mayoría de los casos.
  • Tapas dentales de cerámica: Estos tipos de coronas dentales a menudo tienden a ser las más atractivas porque se asemejan al color natural y a la sensación del diente. Esta es la razón por la que se usan comúnmente para restaurar los dientes frontales.

¿Cuál es la vida útil de una corona dental?

Las coronas dentales suelen tener una larga vida útil y la media, de buena calidad, durará entre un mínimo de 5 años y un máximo de 15 años o incluso más. Hay muchos factores que afectan a la durabilidad de una corona dental, como el material del que está hecha y también la cantidad de masticación y desgaste a la que está expuesta durante su vida útil.

¿Cómo elige mi dentista una corona para mí?

Un médico puede tener en cuenta una serie de factores al tomar esta decisión. Echemos un vistazo a ellos uno por uno:

  1. Fuerza: Si el objetivo es dar fuerza al diente, especialmente a los molares, donde a menudo hay mucha masticación y molienda dura, una corona de metal será la apuesta más segura. Esto se debe a que es muy poco probable que se astille.
  2. Atractivo cosmético: Para los pacientes a los que no les gusta el aspecto del metal y buscan algo que se parezca a sus dientes reales, se pueden recomendar coronas de cerámica o porcelana.
  3. Costo: Para los pacientes que son muy conscientes de los costos, el dentista puede hacer una recomendación en consecuencia. Como la corona de oro tiende a ser más costosa, el dentista puede no elegirla si el paciente es muy consciente del presupuesto.
  4. Alergias: Algunas personas pueden ser alérgicas a ciertos tipos de materiales. Se sabe que muchas personas tienen una reacción alérgica a ciertos metales como el níquel o incluso la plata. Un dentista tendrá que tener esto en cuenta antes de tomar una decisión.

¿Cómo mantener una corona dental?

  • Cepillar dos veces al día sin falta
  • Rozar la boca después de cada comida
  • Usar un buen enjuague bucal
  • No ignorar las encías
  • Usar hilo dental diariamente
  • Visitar regularmente al dentista
  • Hágase limpiezas con frecuencia o según las recomendaciones del dentista

Conclusión

Con más y más avances en la tecnología, hay nuevos tipos de coronas dentales que están entrando en el mercado. Puedes proteger esa preciosa sonrisa tuya con una corona hecha específicamente para tus dientes. Uno puede elegir una corona en base a su presupuesto, siempre y cuando se adapte a las necesidades dentales y sea recomendada por el dentista correspondiente.

Deja un comentario