La facilidad de uso es clave para comprar un smartphone en Colombia – Parada Tecnológica

Contrario a lo que se espera de un consumidor de tecnología, los colombianos no comparan procesamiento, conexión y especificaciones técnicas a la hora de comprar un smartphone, de hecho lo más importante es la facilidad de uso. Así lo reveló el estudio de QuISI (Índice de Innovación de la Sociedad) que IDC desarrolló para Qualcomm.

De acuerdo con las encuestas realizadas por IDC -que están fechadas en septiembre de 2014 y por tanto incluyen la influencia de coyunturas como el dólar caro y la alta inflación- a la hora de comprar un teléfono los atributos más importantes son: 19% facilidad de uso, 15% rapidez, 15% performance, 11% precio, 11% duración de la batería, 7% mejor cámara, 6% apariencia, 5% almacenamiento, 4% pantalla, 5% conexión (4G) y 3% otro.

Cortesía

Con respecto al precio, IDC también destaca que 33,2% de los colombianos quiere comprar un equipo mejor al que tiene, pero quiere pagar lo mismo; 31,1% quiere un mejor equipo y puede pagar un poco más; y finalmente, 20,3% busca un mejor teléfono, pero quiere pagar menos.

Ahora bien, en términos de penetración, la encuesta reveló el siguiente mapa tecnológico para personas: 48,9 millones de habitantes, 14,7 millones de smartphones, 55 millones de líneas móviles activas, 5,6 millones de notebooks en casas y 2,5 millones de equipos de escritorio.

Con respecto a las tabletas, otro gadget objeto de la medición, los colombianos indicaron que de nuevo la facilidad de uso es la característica más importante a la hora de comprar con 25% de las respuestas. A esta le sigue el performance con 15% y la rapidez con 15%. En esta categoría el precio ocupa el último lugar con 2%.

En cuenta a la influencia de la tecnología en la vida de las personas, 83,7% dijo que ésta era alta o media, y de ellos, 19% dijo que se actualiza (compra) constantemente tecnología, 34% lo hace antes de la mayoría y 30% dijo que aunque le encantan, solo invierte cuando hay promoción.

En términos de dispositivos conectados, al preguntársele a las personas qué otras cosas además de un PC y un smartphone tienen conectados a su red de internet, estas fueron las respuestas: 37% consola de juegos, 15% otros, 24% cámara de seguridad, 8% teatro en casa, 10% impresoras y 5% tableta o e-reader.

Lo anterior desplegó la medición del mercado del internet de las cosas en el país, que para 2015 alcanzó los US$493 millones, según la firma. Dentro de ese dinero, US$101 millones fueron dispositivos de hogar conectados, US$10 millones para carros, US$4 millones están relacionados con servicios de salud y US$9 millones son wearables -en estos últimos los preferidos son los smartwatches con 59%, seguido de los FitBand con 30% y las gafas con 26%-.

EL PANORAMA DE LAS EMPRESAS

El índice de innovación de Qualcomm no se limitó solo al espectro de las personas sino que un segundo frente fueron las empresas. Acá el panorama no es muy alentador: la tendencia de inversión en internet de las cosas en comparación con países desarrollados es de 0,1% equivalente a US$484 millones (la media de la región es de 0,9%). Y la inversión de hardware empresarial de TI es de 0,33% (la media es de 3,3%) con US$838 millones.

Además, solo 28% de las empresas cuentan con una política de innovación y el porcentaje de las que invierten menos de 1% de sus ingresos en proyectos de inversión es de 16,7%. A eso se suma que 35% de la compañías no conoce el impacto de los proyectos de innovación en sus ingresos.

En temas como empleados móviles, 41% de las firmas dijo que menos de 5% de sus empleados son móviles; 19% indicó que de 5% a 9% lo son; 14%, del 10% al 24%; 13%, del 25% al 49%; 6% del 50% al 74%; 1%, más del 75%; y 7% no sabe.

En cuanto a la familiaridad con el internet de las cosas, 40,8% de los directivos de las empresas dijo que está moderadamente familiarizado; 26,7%, muy familiarizado; 18,3%, poco familiarizado; y 14,2% no está familiarizado. ¿Y para qué lo usan? Atomatización de producción, dejar la oficina más conectada y una mayor rapidez y mejor recolección de datos.

Con respecto a las razones por las que no hacen una adopción tecnológica mayor, las compañías indicaron que los tres inhibidores son: costos iniciales, otras prioridades de negocio y seguridad y privacidad.

EL GOBIERNO: EL TERCER PILAR

En la medición de Gobierno los datos estuvieron por encima de la media: de acuerdo con IDC el 3,45% del PIB del país se invierte en TI, promedio, mientras que la media de la región es de 2,60%.

A esta buena cifra se suma que, según datos del Banco Mundial, abrir una startup en Colombia toma en promedio 11 días, mientras que para América Latina el número es de 31,4 días.

No obstante, el panorama cambia bastante cuando se mira el registro anual de patentes de tecnología que es de apenas 7 mientras que para Estados Unidos es de 86.959, para China de 47.004 y para Israel de 2.305. En este punto el promedio de América Latina es de 426, lo que también pone al país notablemente por debajo.

¿CÓMO ESTAMOS FRENTE A MÉXICO, ARGENTINA Y BRASIL?

Al final, el QuISI (índice de innovación de la sociedad) para Colombia fue de 40%, mientras que en Brasil, México y Argentina es de 46%.

Al analizar los tres pilares por separado, estos fueron los resultados: personas, 51% en Colombia, 63% en Brasil, 59% en México y 59% en Argentina. Para empresas lo números fueron 31%, 30%, 34% y 31%, respectivamente. Finalmente, para Gobierno los resultados quedaron en 19%, 23%, 28% y 30%, respectivamente.

Qualcomm QuISI – 20151217 – COLOMBIA final

Mónica Parada Llanes.

Comparte:

Me gusta:

Me gustaCargando…

Deja un comentario