La administración de Trump da luz verde a la misión de minería de la Luna y los asteroides

La Casa Blanca de América cree que el hielo de agua y los recursos lunares podrían ayudar a los EE.UU. a establecer una presencia humana a largo plazo en la superficie de la Luna. El Presidente Trump ha firmado una orden ejecutiva el 6 de abril que establece la política de los EE.UU. en la exploración de los recursos fuera de la Tierra.

La política establece que el actual régimen regulador, denominado Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre de 1967, puede permitir el uso de los recursos. El punto de vista anterior ha prevalecido durante mucho tiempo en el círculo gubernamental de los EE.UU.

Por ejemplo, los EE.UU., al igual que otras grandes naciones espaciales, no han firmado el tratado de 2979 que estipula además el uso no científico de los recursos espaciales que se ha regido por el marco normativo internacional. En 2015, el Congreso aprobó una ley que permite a los ciudadanos y empresas estadounidenses utilizar explícitamente los recursos de la Luna y los asteroides.

Además, este nuevo orden firmado había hecho las cosas aún más oficiales, subrayando que los EE.UU. ya no ven el espacio como un bien común mundial y lo ven más bien como un camino claro hacia la minería fuera de la Tierra, sin ningún requisito de más acuerdos internacionales a nivel de tratado.

El decreto ejecutivo denominado Fomento del apoyo internacional para la recuperación y utilización de los recursos espaciales está en vigor desde hace casi un año. Mientras que la orden fue impulsada por el deseo de aclarar las posiciones de los EE.UU. mientras negocia con los socios internacionales para ayudar aún más al programa Artemis de la NASA para la exploración lunar tripulada.

Deja un comentario